SuramericaRuta, Galerias y Bitacoras

Colombia.. solo de paso

Crucé el vecino país en solo cinco días, surcando carreteras de sierra y costa. La amabilidad de su gente y la presencia de organismos de seguridad, me motivaron a comprometerme a regresar a suelo neogranadino y dedicarle el tiempo necesario para conocer sus virtudes.

Después de este breve viaje, toqué suelo criollo, entrando por Maracaibo, donde fue a mi encuentro parte de mi familia. Al traspasar la frontera, sentí una explosión de emociones entre agradecimiento a todas las naciones que visité, pleno por las maravillas que conocí, alegría por el reencuentro con mis afectos, y orgullo por culminar un sueño en el que se gestaron muchos planes para el futuro.

Este peregrinaje de aventuras fue más sencillo de lo que muchos imaginan. Además de haberme enriquecido admirando los prodigios naturales y edificados por el hombre, lo mejor de todo fue la gente que kilómetro tras kilómetro me tendió la mano y me mostró lo mejor de sus tierras. A ellos quiero agradecerles su gran hospitalidad. También a mis compañeros de viaje y a aquellos que de alguna manera, transitaron conmigo Sudamérica a través de mi website www.aventura2.com, porque sus palabras de aliento plasmadas en cada uno de sus correos, siempre fueron un viento a favor.

Esta aventura es tan sólo la punta del iceberg…